IX Jornadas de formación – Las dos realidades, los campamentos y ocupación

Tal y cómo decíamos ofrecimos la oportunidad de conocer la realidad que vive el pueblo saharaui en los campamentos de población refugiada saharaui y que descubras también, como vive la población saharaui bajo la ocupación marroquí en los territorios ocupados del Sahara Occidental.

En ese sentido por la mañana en el local de nuestra asociación Um Draiga y en el marco de las jornadas de formación para delegados saharauis llevadas a cabo en Zaragoza tuvimos una charla- coloquio sobre la realidad de los campamentos saharauis.  La idea era exponer cómo se organizan los campamentos de refugiados en el desierto argelino, como se vive, cuál es su funcionamiento.

Brahim-Salem El-Galb fue el encargado en este caso de hablarnos de esta realidad mencionada.

Y como la causa saharaui es algo que apasiona, antes incluso de comenzar la charla ya las personas asistentes lanzamos una batería de preguntas a Brahim.

Siempre hemos dicho que los niños y niñas que vienen cada verano dentro del proyecto de Vacaciones en Paz hacen una profunda labor de visibilización del conflicto saharaui.

Los lazos de cariño que se crean con las familias de acogida, fomentan que se quiera saber más sobre cómo viven y la causa de cómo se ha llegado a esta situación.

Así que ayer se creó un clima muy acogedor ya que espontáneamente se creó un círculo por donde volaban las preguntas muy claras y bien respondidas en este caso por Brahim-Salem El-Galb.

Se empezó hablando de la situación política actual y del comienzo del conflicto, de la vida en los campamentos y del importantísimo papel de las mujeres en la sociedad saharaui, de cómo ellas literalmente cimentaron con sus propias manos las bases para tener una mínima calidad de vida, lo más básico al menos.

Se habló de cómo para el pueblo saharaui la educación es imprescindible, y que desde el minuto cero de llegada a los campamentos ya se empezó de manera rudimentaria a impartir clases.

Esto ha propiciado que muchos y muchas saharauis tengan estudios universitarios. La sanidad por el contrario es precaria porque se cuenta con muy pocos medios. En los campamentos se vive básicamente de la ayuda humanitaria aunque últimamente han surgido pequeños comercios de alimentación, ropa etc.

Se dijo que el objetivo del pueblo saharaui no es asentarse allí, sino que siempre es y ha sido regresar a su país víctima de la ocupación marroquí.

La RASD ha sido reconoicida por 85 países y asiste regularmente a foros de todo el mundo. Es gestionada por el Frente Polisario, organización político-militar.

Los campamentos están divididos en 5 que tienen los nombres de ciudades existentes en el Sahara Occidental.

Se contestaron muchas preguntas y seguramente quedaron muchas más pero salimos de allí con mucha más información recibida a la perfección de primera mano.

Gracias Brahim-Salem El-Galb por tu espléndida aportación

Por la tarde contamos con la presencia de Brahim Sabar que impartió una conferencia sobre la situación que se vive en los territorios ocupados por Marrecos del Sahara Occidental

Seres humanos sin derechos así puede resumirse la sensación que nos queda después de escuchar al activista saharaui Brahim Sabar en una charla ofrecida en la sede de la asociación Um Draiga.

Último acto de las jornadas de formación para delegadas y delegados saharauis organizadas por Um Draiga y subvencionadas por el ayuntamiento de Zaragoza.

Hubo un detalle que quizás parezca pequeño pero me impactó bastante, el activista no se llama realmente Brahim Sabar, pero Marruecos le cambió parte de su nombre como una forma más de despojarle de su identidad.

Como si no fuera suficiente para los saharauis ser encarcelados, torturados, desaparecidos, sufriendo constantemente la vulneración de los derechos humanos exigidos internacionalmente.

Desde que el activista comenzó a hablar la sensación era de gran emoción entre las personas que escuchábamos con gran atención puesto que escucharlo directamente de alguien que lo ha vivido y vive continuamente es muy impactante.

Ya desde el principio de la guerra y el éxodo saharaui se patearon todos los derechos, desde bombardeos a civiles, entierros en fosas comunes, desalojos violentos y un gran desastre ecológico por los bombardeos con sustancias altamente peligrosas como es el napalm.

Cientos de desaparecidos y además como el comentaba a veces salir de la cárcel es entrar en otra cárcel más grande, que es lo que supone vivir en un país ocupado.

En 1993 se reanudaron las desapariciones de saharauis, algunas personas se trasladaron a Rabat la capital de Marruecos para romper el bloqueo y el silencio existente.

Gracias a Amnistia Internacional se pudo empezar a hablar del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y comenzaron a formarse comités como por ejemplo el “comité de los desaparecidos” .

En una ocasión Marruecos se inventó una misión ficticia de la ONU y para cuando los saharauis empezaron a manifestarse se procedió a las detenciones.

Entre los desaparecidos en algunas ocasiones había madres con niños lactantes, muchos murieron. También las secuelas de las cárceles produjeron fallecimientos prematuros.

Una ocasión histórica fue el campamento de GDEIM IZIK que dio bastante visibilidad a la causa saharaui en 2010, aunque todavía hay presos políticos saharauis que continúan en prisión desde entonces.

Esto no ha doblegado a los saharauis que se manifiestan continuamente a pesar de la represión y las cargas policiales, recientemente tuvo bastante visibilidad una de estas manifestaciones espontáneas al ganar Argelia la copa de fútbol africano, Argelia es el gran aliado desde el principio del conflicto.

Los saharauis sufren vejaciones de todo tipo para impedir su crecimiento . Ni siquiera los hospitales están bien equipados. Después se proyectó un video escalofriante sobre lo que allí ocurre a diario, los golpes y palizas son brutales.Estos videos se graban con móviles y se cuelgan en las redes porque el trabajo de periodistas extranjeros está muy restringido así como la entrada de observadores internacionales.

Brahim nos explicó que una forma muy importante de presión es enviar cartas masivamente a los presos, que aunque no lleguen hasta ellos les resulta muy reconfortante saber que no han sido olvidados . Brahim gracias a la presión internacional consiguió ser liberado antes.