NUEVO INTENTO DE EXPOLIAR LOS RECURSOS SAHARAUIS

ACUERDO 2013

La UE firma un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos, que recibirá 40 millones anuales

RTVE.es / EFE 24.07.2013

  • Su entrada en vigor no es inmediata, ya que debe pasar por la Eurocámara
  • De la cantidad total, los armadores españoles pagarán diez millones de euros
  • Rabat concederá 126 licencias, siete más que en el anterior pacto
  • Cien de esos permisos corresponderán a barcos españoles

Marruecos y la Unión Europea han firmado este miércoles en Rabat un nuevo acuerdo de pesca que estará en vigor los próximos cuatro años y que permitirá faenar a 126 barcos europeos, de los que un centenar serán españoles. Este pacto no se aplicará de forma inmediata, ya que deberá esperar varios meses de tramitación parlamentaria.

El acuerdo -firmado por la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, y el ministro marroquí del ramo, Aziz Ajanuch- costará a la Unión Europea 40 millones de euros anuales (frente a los 36,1 millones del anterior) que, a cambio, dispondrá de mayores cuotas de capturas. De ese total, diez millones de euros deberán abonarlos los armadores españoles.

El caladero marroquí lleva más de año y medio cerrado a las flotas pesqueras de la UE, después de que se decidiese no prorrogar el anterior acuerdo regulador de la pesca en aguas del país norteafricano y se eternizasen las negociaciones de uno nuevo, debido a las exigencias de la Eurocámara y de varios países de que el pacto debía incluir una compensación económica justa para la población del Sáhara Occidental, área a la que corresponden las aguas del caladero.

Términos del acuerdo

Por modalidades, en la “categoría uno” de cerqueros se permitirá a 20 barcos de Barbate faenar con 350 tripulantes y se amplía la zona pesquera más al sur, para alcanzar el paralelo 33-25 para un máximo de cinco barcos simultáneos en esta flota.

En el caso de los palangreros de fondo artesanales del norte, que son 24 barcos de Algeciras, Barbate y Conil y 250 tripulantes, tendrán cinco licencias adicionales a las que recogía el acuerdo anterior y, cuatro de ellos, podrán pescar en zonas más al sur.

En la categoría 3 -“artesanales canarios”- se mantienen los mismos aspectos del último acuerdo y, en la cuatro -los barcos de arrastre demersal- ahora permite hasta 5 arrastreros con un peso de 600 toneladas gt cada uno y a once palangreros de fondo de hasta 150 gt, al tiempo que se reduce el número de trabajadores marroquíes a bordo obligatorio.

En la quinta, que hace referencia a barcos atuneros canarios con caña y otros artes de anzuelo, se mantienen las condiciones técnicas esenciales y se obliga al desembarque del 25% de las capturas anuales totales de especies de menor valor como la melva.

También obtienen mejoras en la categoría de arrastre de especies pelágicas, que se aumenta desde 60.000 hasta las 80.000 toneladas al año, según ha destacado el ministro en su comparecencia.

Ruptura ordenada por el Parlamento Europeo

En diciembre de 2011, el Parlamento Europeo votó en contra de la prórroga del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos que expiraba en febrero de 2012, al considerar que provocaba la sobreexplotación de algunas especies y era ilegal según el Derecho Internacional, ya que interfería en los recursos de la población saharaui.

El acuerdo cuya prórroga se rechazó entonces se aplicaba de forma provisional desde el 28 de febrero de 2011, por lo que la negativa de la Eurocámara llevó a Marruecos a expulsar de inmediato de sus aguas a todos los barcos europeos.

España fue el país más afectado por ese cierre, ya que de las 119 licencias permitidas por aquel acuerdo, cien correspondían a barcos españoles que estimaron en 30 millones de euros sus pérdidas. Como compensación recibieron algo más de nueve millones de euros cofinanciados por el Gobierno español y la UE.

Cañete destaca la “importancia económico, social y política”

Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha subrayado la “enorme importancia económico, social y política” de este acuerdo, que permitirá retornar al caladero de Marruecos a casi un centenar de barcos españoles, en su mayoría de carácter artesanal y con más de 700 tripulantes, sobre todo de Andalucía y Canarias.

Ha mostrado la satisfacción del Gobierno por haber concluido las negociaciones finales del nuevo acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos, tras casi nueve meses de duración, aunque deberá ser ratificado aún por la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y por el pleno de la Eurocámara.

Asimismo, el ministro ha agradecido el impulso a estas negociaciones del propio rey Mohamed VI y de su homólogo marroquí, que “han sido fundamentales para reanudar el acuerdo ininterrumpido por una votación desafortunada” en el Parlamento Europeo en diciembre de 2011.