POSICIÓN DEL FRENTE POLISARIO SOBRE LA SUPERVISIÓN DE LOS DDHH EN EL SAHARA OCCIDENTAL

rasd_aniversarioTEXTO ORIGINAL EN INGLÉS

Abril 2013

Vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara Occidental – la necesidad de un nuevo enfoque


• Los derechos humanos de la población saharaui en el territorio no autónomo del Sáhara Occidental siguen siendo sistemáticamente violados.
• La necesidad de independencia de los derechos humanos de monitoreo y presentación de informes sobre el Sáhara Occidental ha sido ampliamente reconocido por la ONU, el PESG embajador Christopher Ross, y varias ONG de derechos humanos, y ha sido objeto de un fuerte debate en el Consejo de Seguridad de la ONU durante varios años.
• Francia ha bloqueado unilateralmente los recientes esfuerzos de los miembros del Consejo de Seguridad (incluida Sudáfrica, Costa Rica, México, Uganda, Nigeria, Austria y Panamá) para que la MINURSO tenga capacidad de vigilancia de los derechos humanos, dejándola como la única misión de paz de las Naciones Unidas que desde 1978 se ha desviado del principio aceptado de que todas las actividades de las Naciones Unidas deben promover los derechos humanos.
• El enfoque actual de depender de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para supervisar los derechos humanos en el Sáhara Occidental ha demostrado ser totalmente inadecuada, con sólo dos expertos que han visitado el Territorio en un total de menos de 48 horas aunque Marruecos hizo un compromiso por escrito al Consejo de Seguridad en 2011 “para garantizar el acceso incondicional y sin obstáculos a todos los procedimientos especiales.” (Resolución 1979)
• Para evitar abusos en el futuro, el Consejo de Seguridad debe ahora mandatar a la MINURSO para proporcionar de manera regular, independiente, imparcial, sostenida y supervisar in situ y presentar de informes sobre la situación de derechos humanos en el Sáhara Occidental y los campamentos de refugiados saharauis cerca de Tinduf. El Frente Polisario ha pedido ya a la OACDH para realizar el monitoreo en los campamentos.

 

La situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental

1. La situación de los derechos humanos en el Territorio no autónomo del Sáhara Occidental ha sido durante mucho tiempo una fuente de gran preocupación en la comunidad internacional. Un informe de 2006 de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) encontró que casi todas las violaciones de los derechos humanos en el tronco del Territorio del hecho de que el pueblo saharaui largo reconoció el derecho a la libre determinación sigue sin cumplirse. El informe documenta el uso excesivo de la fuerza por Marruecos contra manifestantes pacíficos saharauis, junto con los casos de detención arbitraria, hostigamiento e intimidación de activistas de derechos humanos.

2. Estas conclusiones han sido confirmadas por, entre otros, Human Rights Watch en un informe publicado en diciembre de 2008, por el Parlamento Europeo misión de investigación en febrero de 2009, y por el Centro RFK para la Justicia y los Derechos Humanos en septiembre de 2012. 2011 Estado de los EE.UU. del Departamento de Informe por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental confirmado “informes creíbles de que las fuerzas de seguridad involucrados en torturas, palizas y otros malos tratos a los detenidos”. Y que  Human Right Watch, Amnistía Internacional y organizaciones no gubernamentales locales siguieron informando abusos, especialmente sobre los defensores de la independencia saharaui. En octubre de 2010, fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron violentamente una manifestación pacífica en un campamento saharaui de cerca de 6.500 tiendas de campaña en el desierto,en Gdeim Izik, en las afueras de El Aaiún. En septiembre de 2012, Marruecos se negó a permitir que una delegación de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos visitara el territorio ocupado, y en marzo de 2013, un tribunal militar marroquí condenó a  25 defensores saharauis de derechos humanos y activistas independentistas con la cárcel, entre ellos nueve a condenados a cadena perpetua, sin investigar las denuncias creíbles de que sus confesiones fueron obtenidas bajo tortura.

 

La discusión de las opciones de vigilancia de los derechos humanos

 

3. Actualmente, la MINURSO no tiene un mandato para supervisar los derechos humanos – es la única misión de la ONU, según la política, establecida desde 1978, que está operando sin una capacidad de vigilancia de los derechos humanos. Sin embargo, el Departamento de Operaciones de Mantenimiento propios “Principios y directrices para las operaciones de mantenimiento de la paz”, establece que las operaciones de paz de la ONU “debe llevarse a cabo con pleno respeto de los derechos humanos y deben tratar de promover los derechos humanos a través de la ejecución de sus mandatos.”
4. En su contribución al informe del Secretario General sobre la situación en el Sáhara Occidental en 2011, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), dijo que las aparentes violaciones de los derechos humanos “demuestran la necesidad fundamental para el establecimiento de un eficaz mecanismo internacional, regular, independientes, imparciales y sostenido de seguimiento de los derechos humanos y notificación dentro de un claro mandato que abarca todo el territorio y los campamentos de refugiados “.
5. En sus informes al Consejo de Seguridad de la ONU en octubre de 2011 y noviembre de 2012, el Enviado Personal del Secretario General (PESG) para el Sáhara Occidental, el embajador Christopher Ross, reiteró la necesidad de que el Consejo de Seguridad y el ACNUDH examinaran la situación de los derechos humanos, tanto en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y los campamentos de refugiados saharauis cerca de Tinduf en el suroeste de Argelia.

 

Enfoque actual de vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara Occidental

 

6. En su última resolución sobre el Sáhara Occidental (Resolución 2044 (2012)), el Consejo de Seguridad volvió a subrayar “la importancia de la mejora de la situación de derechos humanos en el Sáhara Occidental y los campamentos de Tinduf”, y alentó a las partes a “trabajar con la comunidad internacional para desarrollar y aplicar medidas independientes y creíbles para asegurar el pleno respeto de los derechos humanos “.

7. El Consejo reconoció el compromiso de Marruecos “para garantizar el acceso incondicional y sin obstáculos a todos los procedimientos especiales de las Naciones Unidas Consejo de Derechos Humanos”, y los esfuerzos nacionales de Marruecos para extender la cobertura de sus Derechos Humanos del Consejo Nacional para el Sáhara Occidental.

8. En su informe al Consejo de Seguridad de la ONU en abril de 2012 (S/2012/197), el Secretario General dijo que “no era posible evaluar el impacto” de los esfuerzos nacionales de Marruecos. Sin embargo, en noviembre de 2012, PESG Ross dijo al Consejo de Seguridad que había sido informado de que una de las comisiones había recibido un gran número de quejas y llevó a cabo numerosas investigaciones, pero seguía en espera de respuestas de las autoridades administrativas.

9. En el mismo informe de 2012 al Consejo de Seguridad, el Secretario General señaló que “invitaciones no se había emitido a todos los procedimientos especiales” y que era “demasiado pronto para evaluar el impacto total del Consejo de Derechos Humanos mecanismos de vigilancia […] a pesar de algunas limitaciones son evidentes debido al alcance de las competencias y la estructura de su participación por los procedimientos especiales, que impidan el seguimiento sostenido e integral “.

10. Desde 2011, sólo dos procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos han visitado el Territorio. El Experto Independiente de Cultura, la Sra. Farida Shaheed, hizo una breve visita como un complemento a su visita a Marruecos, pasando de menos de 24 horas en la ciudad de Dajla. El Relator Especial para la Tortura, Sr. Juan Méndez, visitó el Territorio el 17 y el 18 de septiembre de 2012. En su intervención ante la 22 ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 4 de marzo de 2013, el Sr. Méndez informó que en el Sáhara Occidental “encontró que la tortura y los malos tratos fueron infligidos durante la detención, en las comisarías y en la cárcel de El Aaiún. “Él” también encontró que se utilizó fuerza excesiva por las fuerzas del orden marroquíes funcionarios durante y después de las manifestaciones con el fin de intimidar a los manifestantes. Los testimonios recibidos indican que los miembros de la población saharaui son específicamente, pero no exclusivamente, las víctimas de violaciones tales. “Sr. Méndez agregó que” toda la región se beneficiaría de la creación de un mecanismo intergubernamental de supervisión de los derechos humanos, para toda la región subsahariana occidenta, como medida de fomento de la confianza […] ”

 

La necesidad de un nuevo enfoque

11. Procedimientos Especiales de la ONU, si bien son útiles para examinar los problemas discretos sobre una base ad hoc, no son un sustituto para la supervisión in situ y presentación de informes en curso. El éxito del trabajo de un relator especial depende en gran medida de la cooperación del país en cuestión para facilitar una visita. Incluso cuando un país coopera plenamente, toma meses para prepararse para una visita, que lo convierte en un mecanismo insuficiente para responder a las situaciones urgentes. Por otra parte, los procedimientos especiales se centran en áreas temáticas no puede proporcionar una evaluación más amplia de la situación de derechos humanos en general.

12. La única manera de asegurar una información independiente, imparcial y sostenida de la situación de los derechos humanos del pueblo saharaui es establecer una Permanente de Derechos Humanos de vigilancia presencia en el terreno, tanto en el territorio y los campamentos de Tinduf. Sólo un permanente mecanismo situ ayudaría a proteger al pueblo saharaui y facilitar respuestas rápidas a situaciones emergentes en el terreno y asegurar una información directa al Consejo de Seguridad, a su vez cumplir con el “deber sagrado” debida a las poblaciones de los territorios no autónomos, los territorios bajo el Capítulo XI de la Carta de la ONU.

13. Es común en el contexto de las misiones de la ONU de que la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) que proporcionan personal especializado con el propósito de vigilancia de derechos humanos e informes. Ejemplos recientes incluyen la capacidad del ACNUDH en: UNAMA (Afganistán, la Resolución 1401 (2002), la MINUSTAH (Haití, la Resolución 1542 (2004)), la UNMIS (Sudán, la Resolución 1590 (2005)); UNIOSIL (Sierra Leona, la Resolución 1620 (2005) ), y la UNMIN (Nepal, la Resolución 1740 (2007)).

14. El 16 de septiembre de 2012, el Secretario General del Frente POLISARIO, Mohamed Abdelaziz escribe a HCHR Navi Pillay  ofreciendo de “facilitar el establecimiento de una presencia del ACNUDH en los campamentos de refugiados de Tinduf y en la parte del territorio del Sahara Occidental bajo su control”, y expresó la esperanza de “alentar al gobierno marroquí para mostrar un compromiso similar con los derechos humanos del pueblo saharaui” y ” que sirva para avanzar en los esfuerzos para el establecimiento de una capacidad permanente de vigilancia de los derechos humanos por la MINURSO”.