La Brigada Aragón-Sáhara 2015 recorre los territorios ocupados del Sahara Occidental

Brigada-Aragon-Sahara-3

Actualizada 5/4/2015 – Sigue todas las crónicas aquí – Arainfo  – El objetivo de esta brigada es “recoger testimonio de activistas saharauis víctimas de la ocupación marroquí, así como mantener encuentros con algunas asociaciones saharauis que luchan por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y contra la continua violación de Derechos Humanos por parte del Régimen de Mohamed VI”.

Os adjuntamos aquí los enlaces al diario de viaje que los brigadistas y las brigadistas están elaborando tras sus encuentros con activistas Saharauis de Derechos Humanos.

Llegada a El Aaiun: La Brigada Aragón-Sáhara 2015 consigue entrar en El Aaiún

Primera crónica: Primeras impresiones de la Brigada aragonesa en el Sáhara ocupado

Segunda crónica: Brigada Aragón-Sahara: “Un futuro robado”

Tercera crónica: Brigada Aragón-Sahara: “Vuestras voces, nuestras voces”

Cuarta crónica: “Aprender del pasado para construir futuro”

Quinta crónica: “Vivir o morir en el Sáhara “

MARRUECOS EXPULSA A CUATRO ARAGONESES POR INTENTAR VISITAR EL SAHARA OCCIDENTAL

CUATRO ARAGONESES

PÚBLICO.ES – Cuatro aragoneses denuncian acoso policial marroquí en su intento de llegar hasta la antigua colonia española y recoger testimonios de responsables de asociaciones de derechos humanos.

I. ALCONCHEL / M. CABRERA- Zaragoza-22/04/2014.

Más de 18 horas de espera en el aeropuerto de Marrakech sin comer ni dormir, sin saber cuándo ni cómo serán expulsados de Marruecos tras recibir el aviso de la policía del país, donde no son bienvenidos. Cuatro jóvenes aragoneses viven desde el pasado miércoles, cuando intentaron acceder a El Aaiún para conocer la realidad social y política del Sahara Occidental , “una constante tortura psicológica por parte de los cuerpos de seguridad alauí que no quieren aquí a observadores internacionales“, explica Diego Marín, integrante del grupo de activistas.

Irene Bailo, Laura Soteras, Diego Marín y Raúl Ramón llegaron a la capital de la antigua colonia española, donde pretendían permanecer durante una semana, para recoger testimonios de responsables de asociaciones de derechos humanos. Tras más de una decena de controles hasta llegar a El Aaiún, la policía marroquí los bajó del autobús en el que viajaban, los registraron e interrogaron durante tres horas, preguntándoles sobre su profesión, el motivo y duración de la visita y sus contactos en la zona. “Fueron tajantes. Nos dijeron que no teníamos permiso para entrar en la ciudad y nos obligaron a meternos en un taxi en dirección a Agadir sin más explicaciones”, señala Irene Bailo.

SEGUIR LEYENDO